Saltar al contenido

Apple enfrenta una demanda por vender cable defectuoso a sabiendas

flexegate

Demanda contra Apple por vender cable defectuoso

Apple enfrenta una demanda colectiva por vender a sabiendas sus cables de pantalla defectuosos de la MacBook Pro 2016.

El juez Edward Davila dictaminó que «Apple debería haber sabido que fallarían y, sin embargo, siguió vendiéndolos de todos modos», informa The Verge.

El problema del cable, también conocido como «flexgate», se trata de MacBooks que se vendieron en 2016 y 2017, que tenían algo llamado efecto de «iluminación de escenario» en sus computadoras portátiles. Este problema afectó la pantalla donde se podía ver un efecto de luz de escenario, lo que la inutilizaba. Esto se debió al cable flexible débil y frágil que experimentó desgaste con el uso.

MacBook de Apple

Además, la gente estaba decepcionada con la respuesta de Apple a las quejas a fines de 2018. Reemplazó silenciosamente las MacBooks más nuevas con un cable un poco más largo para solucionar el problema. Ofreció reparaciones gratuitas solo después de que 15.000 usuarios firmaron una petición y la prensa informó sobre el asunto. Luego ofreció un programa gratuito de reemplazo de batería para una pequeña cantidad de esas computadoras portátiles MacBook Pro 2016 y 2017 que también tenían problemas de recarga.

El juez Dávila dijo que hay acusaciones de que los ingenieros de Apple realizaron pruebas de estrés previas al lanzamiento y deben haber estado al tanto del defecto y podrían haber alertado a la compañía. “El tribunal determina que las acusaciones de pruebas previas al lanzamiento en combinación con las acusaciones de quejas sustanciales de los clientes son suficientes para demostrar que Apple tenía conocimiento exclusivo del supuesto defecto”, escribió el juez.

El flexgate aún no es una demanda colectiva en toda regla. Tiene nueve demandantes diferentes y el juez les ha aconsejado que presenten una nueva demanda enmendada.

Un demandante, Mahan Taleshpour, que representa a un gran grupo de consumidores, dijo que Apple continuaba negando que alguna vez hubiera habido un defecto en los cables de la pantalla y también dijo que la compañía trató de cubrir todas las pruebas.

Según Talehspour, “Apple eliminó deliberadamente comentarios e hilos de su Foro de la comunidad de soporte de Apple, que a menudo sirve como un lugar de referencia para obtener información de crowdsourcing sobre posibles problemas con los dispositivos Apple”.

Talehspour ha acusado a Apple de eliminar los comentarios que describían “‌‌Flexgate‌‌” y el problema con la pantalla.

El juez Davlin consideró correctas las acusaciones y dijo que “actuará como una prueba más de que Apple estaba al tanto del problema”.

Apple defiende el caso diciendo que Talehspour compró su MacBook Pro en 2017 y no tuvo problemas con él durante más de 3 años hasta que se presentó el caso. También dice que todo su caso se basa en suposiciones falsas y que no hay hechos concretos que respalden sus afirmaciones sobre la negligencia de Apple.

Alexander Wheeler, abogado del caso, dijo que los demandantes están «naturalmente complacidos» con la decisión del juez de permitir que el caso avance.

“Esos cables delgados se estiran y se desgastan cuando los consumidores abren y cierran sus computadoras portátiles”, dijo Wheeler.

“A medida que esos cables delgados se rompen, las pantallas de las computadoras portátiles, que Apple promociona como la ‘mejor pantalla Mac de todos los tiempos’, dejan de funcionar mucho antes de la vida útil esperada de una costosa computadora portátil Apple”, agregó.

Apple también enfrenta una demanda colectiva por los teclados mariposa de MacBook Pro. El caso se presentó por primera vez en 2018, tres años después de que Apple agregara los controvertidos interruptores de mariposa a sus computadoras portátiles. Los teclados de mariposa tienen un diseño más delgado, pero aparentemente no son demasiado resistentes. Los usuarios de MacBook encontraron que el teclado fallaba cuando se acumulaban pequeñas partículas de polvo alrededor de los interruptores. Apple ajustó su teclado de mariposa varias veces, pero después de continuas quejas, abandonó los interruptores en 2020.